El secuestro, contradicciones y falsedades

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El secuestro, contradicciones y falsedades

Mensaje por maber el Vie Jun 18, 2010 3:19 pm

Tan compleja como el personaje mismo, la naturaleza del plagio contra el ex senador Diego Fernández de Cevallos revela los vicios del sistema panista: mentiras, contradicciones, torpezas... Del tamaño del poder adquirido por el Jefe Diego a base de relaciones inconfesables y tráfico de influencias es la incapacidad del gobierno de Felipe Calderón para conducirse con transparencia, con eficacia. Cerrazón informativa gubernamental, autocensura en medios electrónicos, son la norma... Y entretanto las especulaciones toman por asalto la credibilidad de los mexicanos.

Eran las cinco de la tarde del viernes 21 cuando las procuradurías general de la República y la de Querétaro tuvieron que admitir la realidad que ocultaron durante seis días: el ex senador panista no estaba “desaparecido”, sino secuestrado.

El jueves 20 por la noche comenzó a circular en las redes sociales una fotografía de Diego Fernández de Cevallos enviada desde el correo electrónico misteriosos.
desaparecedores@yahoo.
com.
mx.
La imagen fue publicada el viernes 21 en los periódicos El Universal y Reforma y en ella aparece el ex senador con los ojos vendados.

Está de pie y tiene frente a él un letrero con la fecha del domingo 16 de mayo.
Desnudo su torso y casi blancos el bigote y la barba, piel apiñonada, frente amplia y algunas manchas en el rostro.
Sus hombros están encogidos.

Junto a la fotografía, el siguiente mensaje: “El Jefe Diego goza de cabal salud, y manda enternecido saludo a quienes lo quieren y hasta rezan por él”.
Asimismo, ordena a su hijo exigir a las autoridades desbloquear la comunicación y mantenerse al margen de la negociación que su familia ofrece de manera pública por su liberación.

Y remata: Seguiremos informando.

“Los misteriosos desaparecedores.

“20-05-10”.

“Es él”, comentan sus hermanos a Proceso el mismo viernes 21 por la tarde.
“Si lo tuviera enfrente y le pusiera una venda en los ojos, lo reconocería de inmediato”, dice uno de ellos.

Poco antes los peritos que apoyan a la familia del panista les confirmaron la autenticidad de la imagen.
Los especialistas les explicaron que Diego fue puesto de pie ante un muro por sus secuestradores.
El plástico negro que se observa al fondo es para ocultar los detalles del sitio donde lo tienen secuestrado e impedir su localización.

Sobre el torso desnudo y con los brazos a los costados, le amarraron con una cinta el papel que muestra la fecha del domingo 16.
Sus hombros se ven tensos, incluso tiene un golpe en el lado izquierdo, encima del labio superior.
Esa parte del rostro y la nariz están hinchadas.

Lo que sorprendió a la familia Fernández de Cevallos es que en el mensaje atribuido a Diego el ex senador utiliza el término “enternecido saludo”, una expresión que, dicen, emplea con frecuencia.

Con esas pruebas, los familiares de Fernández de Cevallos pidieron al ex procurador Antonio Lozano Gracia, amigo y colaborador de Diego, que difundiera un mensaje en el que pedían a los gobiernos federal y estatal dejar de investigar.

“Agradecemos a las autoridades su diligente y comprometido actuar desde que se confirmó la desaparición del Lic.
Diego Fernández de Cevallos, pero solicitamos encarecidamente que se mantengan al margen de este proceso, para así favorecer la negociación, anteponiendo la vida e integridad de nuestro padre”, decía el mensaje entregado a los medios de comunicación de la Ciudad de México.

El lunes 17 Lozano Gracia entregó un primer comunicado firmado por Diego Fernández de Cevallos Gutiérrez, hijo del plagiado, a través de medios electrónicos, para pedir “a quienes tuvieran cautivo a Diego Fernández establecer contacto para entablar una negociación que permitiera su liberación”.

Había molestia entre hijos y hermanos de Diego puesto que, a pesar de que las líneas de investigación y todas las señales apuntaban al secuestro, la PGR y la Procuraduría estatal insistían en desplegar operativos de búsqueda, realizar peritajes en la finca y sus alrededores, rastreos con agentes de la Dirección de Investigación del Delito, así como en manejar la versión de que el político queretano estaba desparecido.

El domingo 16, en Santander, España, durante su visita oficial en ese país, Calderón declaró que, “si pudiera”, transmitiría un mensaje a Diego para decirle que sus hijos “están orando” por él, “pero también siguiendo su ejemplo de valor, entereza y gallardía, y están firmes en la esperanza de recuperar a su padre”.
Y el propio anfitrión, el jefe de Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, condenó el “secuestro” del ex senador panista.

Despliegues ostentosos
Desde el sábado 15, los aparatosos operativos de los agentes federales y estatales se concentraron en las inmediaciones de la finca del rancho La Cabaña, una de las tantas propiedades que Fernández de Cevallos tiene entre San Juan del Río y Querétaro, en el municipio de Pedro Escobedo, a unos pocos kilómetros de la autopista federal 57.

Para el domingo 16, un avión con radar y peritos del Ejército llegaron al lugar con sus equipos para rastrear armas.
El despliegue se prolongó durante varios días, pero no se instaló ningún retén carretero.
Los vehículos circulaban por la carretera federal sin ningún problema.

Los familiares del secuestrado aseguran que ese inusual despliegue policiaco era pura simulación.
Las autoridades estatales y federales querían demostrar que “se estaba haciendo todo lo posible por localizar a Fernández de Cevallos”, pero en realidad sólo dificultaron el contacto con los plagiarios, quienes desde el principio exigieron el retiro de las fuerzas de seguridad de las inmediaciones del rancho La Cabaña.

También comentan que les extrañó que desde el principio la Procuraduría General de la República (PGR) no atrajera la investigación del caso, aun cuando el procurador Arturo Chávez Chávez trabajó en el despacho de Fernández de Cevallos.

Durante seis días fue la Procuraduría estatal, encabezada por Arsenio Durán, la que inició la averiguación previa SC/31/2010.
Durante ese lapso hubo jaloneos.
Y aunque el gobierno del priísta José Calzada Rovirosa esperaba que la PGR atrajera el asunto, asegura a Proceso una fuente cercana a las investigaciones, la dependencia federal no actuó.

Los tres comunicados oficiales sobre la “desaparición” del ex candidato panista a la Presidencia en 1994 fueron emitidos por la Procuraduría estatal.
El primero se difundió el sábado 15 a las 20:30 horas.

A Calzada Rovirosa le preocupaban las consecuencias que traería el secuestro de Diego a la entidad, así como la vulnerabilidad de los sistemas de seguridad locales; incluso modificó su agenda para dedicarse ciento por ciento al caso.

El mandatario organizó encuestas a lo largo del país para saber con detalle lo que se opinaba sobre el secuestro de Fernández de Cevallos.
La PGR fue la dependencia “más golpeada” mediáticamente por el plagio del ex senador.

El Comité Estatal del PAN optó por organizar a sus correligionarios para que oraran por la aparición de Diego.
El miércoles 19, el presidente estatal del partido, el diputado Ricardo Anaya Cortés, decidió colocar anuncios espectaculares en distintos puntos de la capital queretana con el mensaje: “Diego, estamos contigo”; otros tenían la leyenda: “Por un Querétaro seguro y en paz”.

Sin embargo, desde el martes 18 el gobierno federal y el propio Calzada Rovirosa sabían que Diego había sido secuestrado.
Aun así prefirieron seguirlo ocultando a los medios de comunicación.
En la víspera, la intervención de Lozano Gracia, así como de los hijos mayores de Fernández de Cevallos y algunos de sus hermanos tensaron el ambiente, sobre todo por el rechazo de las autoridades federales y estatales.

Los hijos de Diego se quejan porque, dicen, aún cuando asistieron a las reuniones de Gabinete de Seguridad desde el principio, nunca vieron ninguna pista concreta en las investigaciones.

El cerrojazo
El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, optó por decir a los medios que guardaran silencio sobre el plagio, luego de que Lozano Gracia, a nombre de la familia Fernández de Cevallos, pidió a las autoridades ser discretas en el manejo de las investigaciones.

Joaquín López Dóriga, conductor de El Noticiero, fue el primero en plegarse a la estrategia del silencio.
El gobernador Calzada Rovirosa también lo hizo a su manera y retomó su agenda pública, mientras que los panistas queretanos tuvieron que retirar el miércoles 19 los anuncios panorámicos por instrucciones del presidente del CEN de su partido, César Nava.

Con todo, el gobierno federal no aguantaba la presión.
El viernes 21, conocida ya la foto en la que Diego Fernández de Cevallos aparece vendado y ante la presión de la familia del secuestrado, el presidente nacional del PAN, César Nava, todavía intentó ocultar el secuestro.

Gómez Mont también quiso atenuar la situación: “Ustedes deben entender que nosotros estamos obligados a ser respetuosos, cautelosos y discretos”, dijo Gómez Mont a reporteros en un evento del Club de Industriales.
Incluso rezó, dijo, con la esperanza de “encontrar a Diego con vida”.

El jueves 13 y el viernes 14, los dos días previos al secuestro, Fernández de Cevallos estuvo en el municipio de Jerécuaro, Guanajuato, en la hacienda La Barranca, que adquirió hace cinco años.

Llegó el jueves para supervisar la construcción de viviendas que pretendía regalar a los habitantes del rancho en un terreno que donó para ese fin, informaron el sábado 15 al diario local Correo varios trabajadores del ex senador.

Durmió en La Barranca y el viernes 14 por la tarde salió en su camioneta rumbo a Querétaro, señalaron al diario Correo dos hombres y dos mujeres que trabajan en el rancho La Barranca.
También comentaron que lo vieron por última vez poco antes de las seis de la tarde.

El sábado 15, cuatro empleados del rancho La Barranca, ubicado en el municipio de Yerécuaro, Guanajuato, comprado por Diego Fernández de Cevallos, declararon a Correo que vieron a su patrón por última vez el viernes 14 alrededor de las seis de la tarde.

El sábado 15 el velador del rancho La Cabaña declaró ante el Ministerio Público que alrededor de las 23 horas oyó llegar la camioneta de su patrón.
Sin embargo, aclaró que no lo vio.
Fue hasta el sábado 15, a las 7 de la mañana, cuando se dio cuenta de que Diego no estaba.

Al día siguiente, el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, el procurador general de la República, Arturo Chávez Chávez, y el gobernador de Querétaro, José Calzada, anunciaron, al término de una reunión de cinco horas en las instalaciones de la XVII Zona Militar, la constitución de un grupo interinstitucional en el que participarían las corporaciones de los estados vecinos.

maber

Mensajes : 135
Puntos : 199
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 25/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La Guerrija el "Jefe" Diego

Mensaje por maber el Vie Jun 18, 2010 3:53 pm

Familiares y cercanos de Diego Fernández de Cevallos, angustiados por la vida del abogado, tienen un paradójico espacio de tranquilidad. Saben que quienes lo capturaron el 14 de mayo son profesionales, que quieren dinero y que, por lo tanto, las probabilidades de que regrese vivo del cautiverio son amplias. También saben que ese “grupo poderoso” que describió hace días su viejo amigo Fauzi Hamdan es, por toda la evidencia hasta ahora, una guerrilla que opera en la zona de las huastecas y que tiene en sus haberes secuestros de alto impacto y larga duración.

Fernández de Cevallos, de acuerdo con los patrones de secuestros en los 10 últimos años y el modus operandi que han mostrado sus captores, son miembros de una escisión muy poco conocida del Ejército Popular Revolucionario (EPR), que se dio en los años de convulsión entre 1998 y 2000, identificada por las autoridades como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), sinónimo de la guerrilla colombiana que se especializa en colocar bombas en oleoductos.

El último secuestro de alto impacto que realizó el ELN es el de Nelly Esper Sulaimán, hija de un político priista en Ciudad Valles, San Luis Potosí, y sobrina de José Sulaimán, dirigente del boxeo mundial. Estuvo en cautiverio en un cuarto en una casa de seguridad durante un año, ocho meses y 12 días. No se sabe cuánto pagaron para su liberación en mayo de 2005, ni supieron nunca quién la había secuestrado.

El ELN no es un grupo que haya difundido públicamente sus acciones, pero está confrontado con el EPR. En el primer comunicado que difundió el EPR para deslindarse del secuestro de Fernández de Cevallos dos días después de la acción, dio algunas señales de sus adversarios utilizando como pretexto al ex comandante guerrillero salvadoreño, Joaquín Villalobos, cercano al gobierno calderonista y considerado un traidor y contrarrevolucionario.

“En nuestro país, también existen los Joaquines Villalobos entre los ladrones y desertores de la revolución que huyeron para no ser juzgados bajo los principios revolucionarios”, afirmó el EPR. “Hoy, algunos con sus actos simulan tener estructuras y quieren venderse muy caro con o para quien quiera cooptarlos, sin embargo, aunque hagan simulaciones de estar en la sierra, no deja de ser un montaje y medida mediática para tratar de justificar la incapacidad política para organizar revolucionariamente a las masas y la ausencia de un lineamiento y fundamentos filosóficos para hacer creíble su existencia”.

El EPR no parece hablar del ERPI, la escisión más importante del EPR en 1998, que quedó descabezada tras la ejecución de su líder, el Comandante Ramiro, en noviembre del año pasado. Tampoco de su fundador, Jacobo Silva Nogales, quien pasó una larga temporada en la cárcel, y con quien ajustan cuentas en el último número de su órgano de difusión El Insurgente, por afirmar que la APPO rebasó al EPR en el conflicto magisterial en Oaxaca. El lenguaje del EPR el 17 de mayo es mucho más duro y tiene más similitud con la insólita “alerta militar” que difundió el 12 de mayo de 2005, cuatro días después de la aparición de el misterioso Comando Popular Clandestino en la huasteca hidalguense y potosina.

Ese grupo dijo ser resultado “del desmoronamiento de la cúpula eperrista en los estados de Hidalgo, Morelos, Oaxaca y parte de Guerrero”. El EPR negó que se hubieran dado rompimientos en esas fechas, y señaló al Comando como “un grupo paramilitar local que ya en ocasiones anteriores mediante otros membretes ha intentado de la misma manera sucia y burda crear cobertura (para) asesinar luchadores sociales que militan en organizaciones progresistas”.

No hay suficientes evidencias para establecer el vínculo directo entre el ELN y ese comando o que sean el mismo grupo, pero ambos operan en las huastecas –Querétaro, donde secuestraron a Fernández de Cevallos no pertenece a esa región, pero está en el perímetro-, no son protagónicos y generan rencor y preocupación al EPR. El método para atrapar a Fernández de Cevallos tiene el mismo modus operandi de secuestros anteriores atribuidos al ELN, pero al ser desprendimiento del EPR, hay un enormes similitudes en los métodos de ambos.

En cuando menos 10 casos donde el EPR y sus desprendimientos realizaron secuestros, el primer contacto con la familia se dio entre los 6 y los 7 días después de la captura. En el caso de “El Jefe” Diego fue seis días después. El periodista José Ureña publicó el 27 de mayo que los secuestradores pedían 50 millones de dólares, lo que le confirmó un abogado muy cercano a él. En 2008 el EPR pidió 60 millones de dólares por un empresario poblano. No se sabe cuánto se pagó, pero el rescate final siempre es menor al solicitado. Por ejemplo, de los 8 millones de dólares que pidió el EPR por Eduardo García Valseca en 2008 se pagaron menos de dos.

Como suele enviar sus comunicados el EPR, la fotografía de Fernández de Cevallos llegó por correo electrónico. No es común que se envíe una imagen del secuestrado con el torso desnudo como primera prueba de vida, pero tampoco es inédito. En 2007, la prueba de vida de otro empresario fue idéntica, con el torso desnudo, el plástico negro en la parte posterior y el pedazo de tela, con el mismo armado, sobre los ojos de la víctima. La única diferencia es que en el caso del empresario mostraba un periódico y en el de Fernández de Cevallos un mensaje escrito a mano.

Desde un principio se notó la huella de la guerrilla, pero el deslinde del EPR provocó desconcierto. La manera como se fueron presentando las pruebas de vida y el análisis de las zonas de acción y procedimientos en casos anteriores llevaron a identificar como probable responsable del secuestro al ELN, que ha estado activo en en esa región. La velocidad con la cual se supo del secuestro, dijo un experto, estuvo fuera del control de los secuestradores, porque la información circuló rápidamente en los medios desde que la difundió un portal de Querétaro.

Como sucedió en el secuestro de Esper Sulaimán, el método de comunicación que tiene la guerrilla es muy lento, y pueden llevar de semanas hasta dos meses. Por esa razón los familiares y amigos de Fernández de Cevallos anticipan que si las cosas marchan por buen camino, el regreso de “El Jefe” Diego demorará. Es lo mejor que puede pasar para llegar a buen puerto, lo que no excluye ningún imprevisto que lleve todo al lado opuesto de lo deseado.

maber

Mensajes : 135
Puntos : 199
Reputación : 4
Fecha de inscripción : 25/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Niega EPR tener a Diego Fernández de Cevallos

Mensaje por ESME el Vie Jun 18, 2010 11:24 pm

Desde el 18 de Mayo ellos dicen no tenerlo, entonces quien lo tiene

Fuente: El Universal

El grupo guerrillero Ejército Popular Revolucionario (EPR) se deslindó de la desaparición del
político panista Diego Fernández de Cevallos y dijo desconocer las causas del hecho.


No sabemos si su desaparición es por motivos políticos, por sus pugnas interpartidarias o por la
descomposición social de este régimen neoliberal, dijo la agrupación en un comunicado.
Criticó la movilización del Estado para encontrarlo: “Como se trata de un connotado político este régimen lo busca y hace todo por encontrarlo volcando todo el apoyo del Estado a la familia, hecho que contrasta cuando se trata de un ciudadano que no tiene fortuna económica o un apellido de renombre”.
Ayer lunes, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que no se ha recibido comunicación
alguna con requerimientos o para proporcionar información sobre su paradero. Reiteró que el ex candidato presidencial sigue en calidad de desaparecido.
El vocero de la PGR, Ricardo Nájera, descartó que un grupo armado haya privado de la libertad al ex senador: “Podemos precisar que no fue una agresión de un grupo armado, en función de que tampoco se hizo un gran escándalo alrededor de la salida de Diego de esa zona”.
Por la tarde, el abogado y ex procurador Antonio Lozano Gracia, amigo de Fernández de Cevallos, leyó un breve comunicado firmado por el hijo del político en el cual llama a las personas que lo retienen a entablar comunicación para negociar su liberación.
Se dio a conocer que por acuerdo de la PGR, de la Secretaría de Seguridad Pública federal y del gobierno de Querétaro se creó un grupo interinstitucional integrado por esas dependencias, la Secretaría de
Gobernación y corporaciones policiacas estatales y municipales que darán seguimiento a investigaciones.
avatar
ESME
GRUPO CENTINELAS
GRUPO CENTINELAS

Mensajes : 276
Puntos : 422
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 26/05/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El secuestro, contradicciones y falsedades

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.